Te ayudamos a cuidar tu motor

Cambia bujías y cables
Los cables conducen electricidad al transitar desde el distribuidor hasta las bujías y generan una chispa que enciende la mezcla de aire y gasolina en la cámara de combustión. Si los cables están deteriorados es posible que el auto no encienda o el motor sufra para llegar a la combustión. El cambio de las bujías y cables gastados permite que se
traslade sin problemas la electricidad. No está demás revisar el manual del vehículo.

No acelerar y detenerse
Los motores funcionan adecuadamente cuando trabajan de manera constante. Tener paradas y arranques frecuentes no es bueno, porque el motor se desgasta. Para evitarlo, se debe mantener la velocidad constante. Habrá también un mejor rendimiento del combustible.

Reemplaza el filtro del combustible
El olor dentro del vehículo nos indica que hay problemas con el filtro de gasolina, combustible que muchas veces se llena de partículas o impurezas que afectan al motor. El cambio de filtro permitirá al combustible fluir limpio y el motor trabajará mejor en el quemado del mismo.

Las luces del tablero interior
Es importante que sepamos qué significa cada una de las señales de las luces del tablero interior (batería, presión de aceite o temperatura del motor), las mismas que si se encienden, indican que se requiere llevar el auto al mecánico.

Las bandas del motor
Las bandas se encargan de las partes vitales del motor, aunque la función puede variar, como un sistema de enfriamiento, alternador o aire acondicionado. Lo importante no es saber para qué sirven, sino percatarse de algún desgaste o grieta. Si no se cambian a tiempo podrían romperse y causar un severo daño al motor.

Cambia el aceite
El frecuente cambio de aceite permite una buena lubricación de las partes del motor, de ahí su importancia. Los períodos regulares para cambiar el aceite pueden variar de acuerdo al tipo de motor (sintético o mineral).
Generalmente se hace cada 5 mil km.

Recarga el tanque de combustible
Se debe cargar el tanque de combustible antes de que su capacidad esté al límite, porque la gasolina tiene sedimentos que se asientan en el tanque y se acumulan con el tiempo, formando una capa gruesa que el motor succiona cuando hay el mínimo de combustible en el tanque, provocándole un serio daño.

Sin goteras
Las filtraciones en el auto se dan generalmente por aceite o refrigerante. El calor y la presión pueden ocasionar fallas en las mangueras del motor.

Adecuada ventilación
Para un buen proceso de combustión se requiere una buena ventilación del motor, la que se da gracias al filtro de aire, evitando que se retengan insectos, partículas o polvo. Se recomienda cambiar regularmente el filtro.

Sistema de enfriamiento
Al cuidar la cantidad de líquido refrigerante que circula a través del motor cuando el termostato determina que está caliente, se evita que el motor se sobrecaliente. Por ello debe ser adecuado el nivel de líquido refrigerante en el recipiente.

Sea el primero en comentar.(Be the first to comment) on "Te ayudamos a cuidar tu motor"

Deje un Comentario (Leave a comment)

Your email address will not be published.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.